Vistas a la página totales

viernes, 22 de enero de 2016

Desahogo

Compartir las penas con alguien es bueno, sana el corazón...
el problema es que el corazón no sabe quien es la persona más idonea para compartir!

© Hernán A. Núñez