Vistas a la página totales

viernes, 13 de junio de 2014

El pájaro, la vaca, el gato y la mierda





A un pajarito se le hizo tarde en su migración al sur, así que durante su travesía tuvo que soportar fríos extremos y muchas ventiscas. En una ocasión lo sorprendió en pleno vuelo una helada muy severa, tanto que las alas se le llenaron de hielo y cayó al suelo empezando a congelarse.





Precisamente pasaba por el lugar una vaca buscando brotes verdes y justamente se cagó encima del pajarito, sin siquiera darse cuenta; la mierda que lo cubría estaba tibia, así que el pajarito se descongeló, saco la cabeza y se sintió tan cómodo y tan a gusto que empezó a cantar de alegría.




Un gato salvaje que por allí pasaba lo escuchó, se acercó con sigilo, lo sacó de la mierda, lo limpió un poco y.…¡se lo comió!



Moraleja:
1.- No todo el que te echa mierda es tu enemigo.
2.- A veces estar de mierda hasta el cuello, te hace ver las bondades de la vida.
3.- Si estás lleno de mierda, al menos mantén la boca cerrada ¡nadie se enterará!
4.- Quien te saca de la mierda, no necesariamente es tu amigo o quiere ayudarte.