Vistas a la página totales

martes, 16 de septiembre de 2014

Mi Soledad



Esta soledad que me tortura
cada vez mucho más grande,
ya estoy perdiendo la cordura
me siento desolado cual infante.


El reloj ya no tiene razón de ser,
 y el tiempo se detiene sin razón
ya casi no disfruto el amanecer,
en mi mente hay gran desilusión!


En mi existencia ya solo divagas,
mis brazos no te pueden abrazar,
y tiritan como aquel que naufraga
tu suave pelo no logran acariciar.


Mis ojos tristes se cierran sin querer
sin rumbo fijo y enfermo deambulo
ni las sombras me pueden sorprender
pasará mucho tiempo –eso calculo-.



De nuevo y con mi cuerpo a  cuestas
tendré que reanudar mi vida hoy vacía
mis fuerzas cada vez mas depuestas
tendrán que luchar entre esa algarabía.




© Hernán Antonio Núñez