Vistas a la página totales

martes, 28 de enero de 2014

Gotitas de amor


Había un incendio en un gran bosque; el incendio formaba llamaradas impresionantes, de una altura extraordinaria; y una pequeña ave, muy pequeña, fue al río, mojó sus alas y regresó sobre el gran incendio, y las empezó a agitar para apagarlo; y volvía a regresar y volvía a ir una y otra vez.


Los ángeles que la observaban, sorprendidos se le acercaron y le dijeron: -Oye, ¿por qué estás haciendo eso? ¿Cómo es posible? ¿Cómo crees que con esas gotitas de agua puedas tú apagar un incendio de tales dimensiones? Date cuenta: No lo vas a lograr-. 



El ave humildemente contestó: "El bosque me ha dado tanto, le amo tanto, yo nací en él, este bosque me ha enseñado lo que es la naturaleza. Voy a morir lanzando gotitas de amor, si es necesario, aunque no lo pueda apagar". 


Los ángeles entendieron lo que hacía la pequeña ave, entre todos le ayudaron a apagar el incendio y juntos lograron apagar las llamas del amado bosque.




Cada gotita de agua apacigua un incendio. Cada acción que con amor y entusiasmo emprendemos, un mejor mañana será su reflejo. No debemos subestimar las gotas porque millones de ellas forman un océano. Todo acto que con amor realizamos, regresa a nosotros multiplicado".