Vistas a la página totales

martes, 24 de septiembre de 2013

Nuestra Señora de las Mercedes

Aparición de la Virgen
a San Pedro Nolasco
Alonso Miguel de Tovar (1723)


La Santísima Virgen se le apareció a San Pedro Nolasco, en 1218, recomendándole que fundara una comunidad religiosa que se dedicara a auxiliar a los cautivos que eran llevados a sitios lejanos. Esta advocación mariana nace en España y se difunde por el resto del mundo.

San Pedro Nolasco, inspirado por la Santísima Virgen, funda una orden dedicada a la merced (que significa obras de misericordia). Su misión era la misericordia para con los cristianos cautivos en manos de los musulmanes. Muchos de los miembros de la orden canjeaban sus vidas por la de presos y esclavos. Fue apoyado por el rey Jaime el Conquistador y aconsejado por San Raimundo de Peñafort.


San Pedro Nolasco y sus frailes muy devotos de la Virgen María, la tomaron como patrona y guía. Su espiritualidad es fundamentada en Jesús el liberador de la humanidad y en la Santísima Virgen, la Madre liberadora e ideal de la persona libre. Los mercedarios querían ser caballeros de la Virgen María al servicio de su obra redentora. Por eso la honran como Madre de la Merced o Virgen Redentora.


En 1272, tras la muerte del fundador, los frailes toman oficialmente el nombre de La Orden de Santa María de la Merced, de la redención de los cautivos, pero son más conocidos como mercedarios. El Padre Antonio Quexal en 1406, siendo general de la Merced, dice: "María es fundamento y cabeza de nuestra orden".

San Pedro Nolasco embarca
para redimir cautivos
Pintor: Alonso Vázquez, (1605)
Conv. Mercedes. Calzada, Sevilla

Esta comunidad religiosa se ha dedicado por siglos a ayudar a los prisioneros y ha tenido mártires y santos. Sus religiosos rescataron muchísimos cautivos que estaban presos en manos de los feroces sarracenos.

El Padre Gaver, en 1400, relata como La Virgen llama a San Pedro Nolasco y le revela su deseo de ser liberadora a través de una orden dedicada a la liberación. Nolasco la pide ayuda a Dios y, en signo de la misericordia divina, le responde La Virgen María diciéndole que funde una orden liberadora.


Desde el año 1259 los padres Mercedarios empiezan a difundir la devoción a Nuestra Señora de la Merced (o de las Mercedes) la cual se extiende por el mundo. Los mercedarios llegan a América y pronto la devoción a la Virgen de la Merced se propaga ampliamente. En República Dominicana, Perú, Argentina y muchos otros países, la Virgen de la Merced es muy conocida y amada.


Historia y Devoción en Venezuela


Debido a la Evangelización del continente americano y especialmente Venezuela, en la que la Orden de la Merced participó desde sus mismos inicios, ésta fue perseguida durante el siglo XVII una y otra vez por conflictos internos al gobierno de la Iglesia en la provincia, y por los gobernadores civiles aliados a los primeros.

Uno de esos perseguidos fue su superior general Fray Francisco de la Huerta, el cual era un defensor de los indígenas; entre sus miembros, uno de ellos (Fray Bernardo Lanfranco) firmó el Acta del 19 de Abril de 1810. En el siglo XIX fueron expulsados de Venezuela y sólo retornarán a mediados del siglo XX.



En Venezuela, la Virgen de las Mercedes, se le venera y es la patrona de los presos y en su condición de tal, cada 24 de septiembre (tal día como hoy) hay celebraciones en todos los penales de nuestro país.


En torno al 24 de septiembre, día en que el santoral de la Iglesia Católica dedica la Virgen de las Mercedes, se dan, en varios pueblos de Venezuela, un conjunto de fiestas patronales en su honor. La veneran en Calabozo, Estado Guárico; Lobatera, Estado Táchira; Zea, Estado Mérida; Onoto, Estado Anzoátegui; Río Chico, Curiepe y en Caucagua, Estado Miranda; Aponte y La Trilla, Estado Aragua, son algunas de las regiones donde celebran estas fiestas con profunda fe católica.

Inicialmente la Patrona de Caracas era la Virgen de la Merced (hasta ser sustituida por la Virgen de Coromoto, en el año 2011. En la Iglesia de las Mercedes de Caracas (ubicada al lado del edificio del Ministerio de Educación, lugar donde estuvo el convento de los mercedarios desde 1682; hoy dicho Templo está en manos de los franciscanos) en el centro de la ciudad; colocaban la imagen de la Virgen en un lugar importante del Templo (esta talla es muy hermosa).


La Virgen de las Mercedes también fue nombrada en el siglo XVII como la patrona del cacao en nuestro país. En República Dominicana,  Argentina, España y Perú (de este último país es la Patrona), también es reconocida esta advocación.



Fuentes: Aciprensa y

         Santuario de las Mercedes.org.