Vistas a la página totales

domingo, 27 de octubre de 2013

Juicio


Cuentan que durante un juicio en un pequeño pueblo, el abogado acusador llamó al estrado a su primera testigo, una mujer de avanzada edad.
El abogado se acerca y le pregunta: "Señora Sánchez: ¿Sabe usted quién soy YO?"
Ella, con la calma que dan los años le respondió: -Si señor, lo conozco Dr. Garza. Lo conozco desde que era un niño, y francamente le digo que usted resultó ser una gran decepción para sus padres. Siempre miente, cree saber de todo, es muy prepotente, abusivo, engaña a su esposa y lo peor de todo, le gusta manipular a las personas. Se cree el mejor de todos, cuando en realidad no es usted más que una basura. Si señor, lo conozco muy bien...-
Un pesado silencio invadió la sala... El abogado se quedó estupefacto, sin saber exactamente que hacer…
Apuntando hacia la sala, le preguntó a la Sra. Sánchez: "¿Conoce usted al abogado de la defensa?"
Nuevamente y con la misma calma, ella le respondió: -Claro que sí. Yo conozco también al Dr. García desde que era un niño. Se parece muchísimo a usted, pero además también es un zángano, marrullero y corrupto. Desde chiquito fue muy flojo, y ahora apenas se toma unos tragos se vuelve maricón y se le moja la canoa.
Para su desgracia tiene problemas con la bebida; no puede tener una relación normal con nadie y, junto con usted, son los peores abogados de la región, sabe que en pueblo pequeño...
Sin mencionar que él engaña a su esposa con un jovencito y dos mujeres diferentes; una de ellas por cierto es la esposa suya, ¿no lo sabía Dr. Garza? Sí, doctor, yo conozco al Dr. García, su propia madre tampoco está muy orgullosa de él-
El abogado de la defensa estaba lívido, parecía un cadáver…, casi cae infartado!!!

En eso el Juez, con apremio, llama a los dos abogados para que se acerquen al estrado, y les dice muy quedo: «Miren, si alguno de ustedes, par de hijo’e putas, se le ocurre la brillante idea de preguntar a esa vieja loca si me conoce a mí, ¡LOS METO PRESOS A LOS DOS, DE POR VIDA!!!»