Vistas a la página totales

sábado, 15 de febrero de 2014

Día Internacional del Niño con cancer


Los oncólogos exhortan a los padres a permanecer pendientes ante la posible sintomatología de los niños, dado que esta patología representa la segunda causa de muerte en la población de infantes.

Este sábado 15 de febrero se conmemora el Día mundial contra la lucha del cáncer infantil, frente a lo que la pediatra-oncólogo del Centro Médico de Caracas, Ana Machado, recomienda que los padres y representantes se conviertan en aliados a la prevención, como un elemento clave al identificar algunos síntomas.


Precisa la sintomatología que puede aquejar a los pequeños y que pueden ser un alerta médico. “Dolores de cabeza recurrentes, especialmente, a primeras horas de la mañana, acompañados con vómitos, convulsiones, parálisis de algún nervio, grupos ganglionares en crecimiento constante, localizados en el cuello, las axilas, etc. Asimismo, cuando se trata de tumores músculo-esqueléticos, el paciente reporta dolor constante localizado y presencia de la masa tumoral”, explicó Machado.

En ese sentido, detalló que a pesar de que el cáncer no es una enfermedad común en el mundo, puesto que la cifra apenas alcanza 8% de los casos, ésta representa la segunda causa de fallecimiento infantil. Detalló cuáles de estas patologías son más frecuentes en el país: “En Venezuela, la leucemia y los linfomas son los tipos de cánceres más comunes que se manifiestan en los pequeños (…) Los niños lucen pálidos, postrados y tienen pérdida de apetito”, detalló.

Para la especialista la expectativa de superar esta enfermedad, está dada en muchas ocasiones por el diagnóstico temprano, que es posible por la prevención oportuna. “La sobrevida del cáncer infantil, se sabe que es superior a 50%. De igual manera, no dejan de existir algunos tipos de cánceres que representan una supervivencia muy pobre, principalmente, cuando esta avanzado” dijo.

Machado subrayó otro factor de relevancia, prevenir la aparición del cáncer infantil desde el vientre materno: “Si los niños tienen un excelente control pediátrico, primordialmente, en los primeros 2 años de vida, y previamente, antes de nacer el niño, la madre se realiza un control prenatal bien orientado, se detecta más de 50% de los tumores malignos, principalmente, en las edades más difíciles (edades tempranas), que no reportan los síntomas y son los padres o el pediatra, quienes los descubren”.

La experta invita a que si el pequeño se le detecta esta enfermedad no se debe “desatender el tratamiento”. Esto lo considera fundamental y explicó que “hay un porcentaje de familiares que lo abandonan por razones de desconocimiento y miedo. Para que esto no ocurra, es importante recibir apoyo de psicoterapia o psicología, especialmente, para los padres, porque los niños suelen adaptarse más rápido y ser aleccionadores”.

Fuente: Centro Médico de Caracas