Vistas a la página totales

miércoles, 26 de febrero de 2014

Gochos, Venezolanos Resteados


Mi familia materna es de Pregonero, Edo. Táchira, y mi familia paterna es de Zea, Edo. Mérida, orgulloso de ser andino hasta la médula y gocho hasta los tuétanos, como la tierra en donde nací y crecí. No pertenezco a ningún partido político y mi único interés en la política es que beneficie a todos los venezolanos por igual, independientemente del partido que sean.

San Cristóbal,
capital de Táchira
158 años de fundado tiene nuestro estado y la política ha sido pan nuestro de cada día, no por casualidad hemos tenido siete presidentes que han salido de nuestra tierra y gobernado Venezuela. De izquierda, centro y derecha,  todos los partidos han tenido que pasar por nuestra región para probar su temple y nos reconocen como críticos por nuestra cultura política, pero jamás hemos permitido que nuestras familias se vean afectadas por diferencias en nuestros ideales. ¡Siempre hemos convivido en paz! Hasta este momento…

Monumento a  Simón Bolívar y los
llaneros a su paso por los Andes.
(Campaña Admirable)
Nuestro gentilicio es suficientemente complejo como para que observadores internacionales por más agudos y sabios que puedan ser, no consigan respuesta ante el ¿por qué? de nuestro código de confianza y solidaridad para con nuestros paisanos, solidaridad que hoy manifiesto a los cuatro vientos pidiendo sea seguida por todos los venezolanos y quienes tengan cualquier vínculo con nuestra Venezuela.


Manifestantes tachirenses
bloquean una calle para evitar
el paso de las tanquetas militares
Por primera vez nuestro estado está siendo víctima de un ataque desproporcionado e injusto de parte de un gobierno, fuerzas armadas especiales se enfrentan a un pueblo desarmado. La noche del miércoles 19 fue probablemente una de las noches más tensas en nuestro país, luego de que el Sr. Nicolás Maduro en su cadena de radio y tv, amenazara con militarizar el edo. Táchira y enviar a todas las fuerzas armadas, sin ningún otro propósito que dominar a nuestros jóvenes estudiantes y a la familia tachirense, que lo único que pide es seguridad, alimentos, empleo, justicia y solución a una larga lista de problemas que agobia a nuestra comunidad.

Capitan Vielma Mora,
gobernador de Táchira
El pueblo del Táchira se siente particularmente indignado sin distinción de partido político, está atravesando una grave crisis representada de muchas formas. Su gobernador es un hombre que no nació en nuestra región, a quien claramente no le duele nuestro pueblo. Es bien sabido por los oficialistas que el círculo cercano de El Capitán son personas abiertamente opositoras y también sabemos los opositores que él mismo dijo utilizar al chavismo solo para llegar al poder, una persona que maneja un doble discurso es una persona con doble cara y por principio una persona inescrupulosa, con doble moral.


La noche del miércoles en la ciudad de San Cristóbal se eliminó el servicio de internet, cortaron la luz en distintas zonas, hoy jueves siguen llegando helicópteros, aviones, tanquetas, cientos de efectivos militares a reprimir al pueblo tachirense. Medidas que en 15 años no se han tomado para neutralizar a los guerrilleros y narcotraficantes que bastante daño han hecho a toda la región fronteriza, pero que si las toman cuando hablamos de un pueblo arrecho que exige respeto.

Bassil Alejandro DaCosta Frías,
estudiante de la Universidad Humboldt,
asesinado por las fuerzas del gobierno,
cuando manifestaba el día de la Juventud
exigiendo mayor seguridad
y el cese a la delincuencia
Son muchos los jóvenes inocentes que han muerto en estos últimos días, ¡venezolanos todos! Pero la forma de rendirles honor no es ir a acompañarlos en la tumba de al lado, nuestro corazón es grande y nuestra mente es hábil pero no son lo suficientemente fuertes para resistir el plomo que sale de las armas de los asesinos. Lo que sí es más fuerte que todo es la verdad, ese sonido inconfundible de los seres humanos llamado ¨voz¨, la cual va por encima de cualquier ejército, prueba de ello las manifestaciones de solidaridad en el mundo entero para con nuestro pueblo que está siendo abusado.

¡El pueblo esta resteado y no se va a callar! Debemos seguir en la calle manifestando pero de forma organizada, dejando de lado la violencia, sabiendo que esto no se solucionará de un día para otro y que debemos resistir, replegarnos a nuestras casas cuando es necesario no es rendirnos, calmarnos no es que estemos retrocediendo, igual a este pueblo arrecho ya no lo para nadie. Los venezolanos por encima de todo somos razonables e inteligentes y debemos reconocer que este es un momento para actuar con cautela, más ahora que comprobamos que este régimen busca fulminar nuestro derecho a soñar, lo cual es coherente en un gobierno que cree que la guerra es la paz.

Gigantesca manifestación pacífica,
en Caracas -Venezuela,
el 12 de febrero (Día de la Juventud)
exigiendo el respeto de sus
 derechos más elementales.
El llamado a la paz de nuestra parte debe ser contundente e inconfundible, calma y fortaleza porque solo el que se cansa pierde, debemos demostrar que somos un pueblo unido y salir a las manifestaciones nacionales cada vez que haya la oportunidad. Esta lucha para algunos lleva 15 años y no es tiempo de aflojar, debemos seguir en la calle defendiendo la verdad, siendo firmes en la defensa de nuestros ideales como demócratas y exigiendo respeto para toda Venezuela.


Solo así recuperaremos nuestra tierra libre, alegre, sólida que siempre fue ejemplo para la región y  orgullo para todos los venezolanos sin distinción.

Ing. Luis Miguel Colmenares Márquez.
20 de febrero 2014