Vistas a la página totales

sábado, 22 de febrero de 2014

Fascismo


Fasci di Combattimento
La palabra fascista viene de “fascio”, que en italiano significa un haz de espigas. El fascismo se basa en un Estado todopoderoso que dice encarnar el espíritu del pueblo. La población no debe, por lo tanto, buscar nada fuera del Estado, que está en manos de un partido único. El Estado fascista ejerce su autoridad a través de la violencia, la represión y la propaganda para lo cual secuestra los medios de comunicación (incluyendo la manipulación del sistema educativo). El líder fascista es un caudillo que pretende aparecer por encima de los hombres comunes.


Colectivos armados por los militares
venezolanos (paramilitarismo)
Lo característico de los fascistas era atacar con superioridad numérica y muy bien armados, con uniformes negros, contra cualquiera que se opusiera al gobierno de Mussolini. Aquí en Venezuela también existen pandillas de ese tipo, algunos con uniformes rojos y otros, coincidencialmente, se uniforman de negro y usan pasamontañas para evitar ser reconocidos como los colectivos armados por el gobierno.


Lo típico del fascismo es ser al mismo tiempo revolucionario y reaccionario. Nacionalista, anticapitalista y populista. Le gusta dividir a la sociedad entre amigos y enemigos, en buenos y malos, en fieles y traidores… en chavistas y escuálidos. Característico es también que el fascismo apruebe un sistema electoral mayoritario, en el que basta una pequeña mayoría en la votación para obtener una gran mayoría parlamentaria.


Propio del fascismo también es que busquen el poder tirando piedra y al llegar al mismo quieran prohibir cualquier tipo de manifestación o eliminar a los manifestantes. Actúan como fascistas y acusan a sus contrincantes de lo que verdaderamente son los oficialistas: “neofascistas”. Protestar es legítimo, menos en la Venezuela neofascista.

Para informar lo que pasa en nuestro país, ya doblegadas la prensa y la televisión, todavía nos quedan las redes sociales, las únicas que hoy están contando y mostrando la realidad de lo que aquí acontece. ¿Hasta cuándo estos neofascistas oficialistas “de izquierda” detentarán el poder? No lo sabemos, es cuestión de que el pueblo despierte de la alienación planteada por más de tres quinquenios, pero inclusive mucho de los seguidores del chavismo y  el mundo entero se están dando cuenta de lo bárbaros que son, a estas alturas ya van muchos muertos y cientos de heridos, sin contar los desaparecidos y los presos.

Protesta de médicos en
el Hospital Pérez Carreño
Los servicios públicos son ineficientes, las personas que están a cargo de las empresas gubernamentales y oficiales no son los más idóneos, la mayoría son verdaderos ineptos, que no conocen la materia  en la cual se desempeñan, pero son fieles al proyecto neofascista, la mayoría son militares comprados o sencillamente son familiares de los altos jerarcas y vulgares trepadores de oficio, a quienes se les premia con esas carteras.

La corrupción, el lavado de dólares y el narcotráfico son de la orden del día entre los funcionarios y amigos empresarios del gobierno. Cuando a la escasez de leche, harina, aceite, carne, pollo, azúcar, papel sanitario, afeitadoras y mucho más, se le agregue la escasez de información, Venezuela será un país neofascista totalmente, o lo que es lo mismo: ya lo somos. Entonces quienes son los neofascistas: ¿Los que detentan el poder actualmente o quienes luchamos por nuestros derechos civiles más elementales?