Vistas a la página totales

domingo, 27 de abril de 2014

Corazón



Pintura Surrealista, Mihai Criste
Es bueno, más bien necesario, conectar el corazón a la pasión y al amor, no para que funcione mejor, sino para que funcione para lo que fue diseñado, para amar intensamente.

Algunos doctores y científicos dirán que la función del corazón es bombear la sangre llevando nutrientes a las distintas partes del cuerpo, pero es que esos investigadores… ¡nunca han amado!

Además lo que verdaderamente nutre cuerpo, alma y corazón es el verdadero amor y les comparto esta receta divina:

Ingredientes
3 tazas de paciencia.
3 cuchararas de ternura.
1 taza de amabilidad.
2 litros de perseverancia.
4 cucharadas de esperanza.
2 pizcas de bondad.
2 litros de confianza.
1 galón de risas.
1 kilo de respeto.
5 kilos de perdón.
unas gotas de picardía y atrevimiento (al gusto)
 y mucha sensualidad.

Preparación

Habitude de l'amour
Mihai Criste
Combine la paciencia y el perdón. Mezcle muy bien con ternura y amabilidad. Rocie el resto con bondad. Añada la esperanza y la confianza, deje que haga su efecto en la preparación y agregue el respeto, aderece con las risas y póngale perseverancia.

Añada las gotas de picardía y el atrevimiento y no le puede faltar a esta receta toda la sensualidad que consiga (nunca le quitará el buen sabor). Cocínelo con el calor de la luz de Dios y ¡listo, ya está! 


Sírvalo abundantemente cuantas veces le den ganas: mañana, tarde, noche, en las meriendas, en la madrugada, a la hora que quieran, jamás se indigestará y su relación se lo agradecerá...