Vistas a la página totales

martes, 1 de abril de 2014

Abril (almanaque llanero)


¡Abril! ¡Abril! El mes de las ciruelas
en el cual llegan las primaveras
cabalgando en corcel fresco y radiante
como suaves brisas pamperas.



Mes de remolinos y chubascos
que huele a tierra remojada,
los que traen alegría a la llanura
y de pronto se alegra la vacada.



El mes en que se mira la sabana
inmenso cambio en un amanecer,
relinchan las potrancas ardorosas
anhelantes de un próximo querer.



Mil bandadas de patos y de garzas
alegran la paz de la llanura,
se siente nueva vida en la sabana
y susurra la brisa en la espesura.



Y se oyó un trueno sordo en el oriente
y fugaz, un relámpago se vio;
¿son preludios de invierno que se acerca
o fue la primavera que llegó?





Se secan las lagunas más pequeñas
en que las aves de río hacen carnicería
con los peces que se termina el agua
con los cuales abunda su comía.





Es el mes más templado del verano
y las aves lucen  sus colores
al bajar a beber en el ribazo
se contemplan como si fueren flores.



Almanaque llanero, del poeta llanero Jorge Plaz
Fuente: Vivencias llaneras del Abuelo