Vistas a la página totales

martes, 9 de julio de 2013

Facundo Cabral

A tres años de tu partida...



Hoy hace justamente tres años, asesinaron en un país cualquiera, al cuerpo de un insigne ciudadano, cuya nacionalidad era todo el mundo. Un verdadero combatiente social, cuyas armas fueron: las ideas, su palabra libertaria y su humilde guitarra; rebelde hasta la médula, vivió en contra de las injusticias, vinieran de donde vinieran y siempre fue contrario a la explotación del hombre por el hombre.


El mayor ecologista poeta de los últimos tiempos, el mejor defensor de la naturaleza pero con la musa de los más grandes escritores, de quienes por cierto era gran amigo, aun de aquellos de épocas que no vivió. Conocido hasta de los santos y de los ángeles, era hermano de San Francisco y de la Madre Teresa de Calcuta.


Hasta los presidentes procuraban su cercanía y lo invitaban a palacio y el pueblo se identificaba en sus canciones y eran los personajes favoritos en sus composiciones. Un fiel creyente de Dios, de su madre y del pueblo. Su humor era envidiable, ¡se reía hasta de su desgracia... pero lloraba con la ajena!


Los que tuvimos oportunidad de conocerlo personalmente fuimos unos privilegiados, quizá no fue mi amigo pero me bastó verlo y escucharlo en el Aula Magna de la UCV, lo que ayudó a marcar mi alma, aunque ya de antes me gustaba escucharlo y aprender de su verbo. Afortunadamente lo pude disfrutar al máximo acompañado de mi familia; el solo recordarlo me eriza la piel y afloran a mis ojos trémulas lagrimas de alegría y reminiscencias.


Facundo Cabral,
un profeta de nuestra era
Era un hombre al que se quería de entrada y mucho más de salida. Son personas que abren caminos para que otros los sigamos, son filósofos auténticos con almas ingrávidas, yo diría más, su nivel espiritual era tan alto que sirve de antorcha al resto de los mortales que deambulamos en la oscurana. Creo que están más cerca del Creador que cualquiera de nosotros, pues son guías naturales. ¡Era un profeta moderno!



Un auténtico instrumento de tu paz Señor, ¡un elegido! Quizá el mejor perseguidor de sueños de nuestra era y uno de los hermanos más fieles del Nazareno por su testimonio de vida, que siempre siguió Tu Palabra, Padre. La libertad era su norte, los Buenos Aires el sur, al este y oeste la humanidad y en el centro a Jesús.


Quien te segó la vida perpetuó tus ideas hermano, sublimó tu alma; lo paradójico del mundo: luchaste por la paz y por la humanidad y los hombres violentos acabaron tu cuerpo. Respetando las distancias y el tiempo, me recuerda al más grande hombre de todos los tiempos al que también asesinaron hace más de 2000 años, torturado y crucificado. Hoy, mañana y siempre vivirás en nuestros corazones Maestro F@cundo!

© Hernán Antonio Núñez

                       Para ver el videoclip haz click