Vistas a la página totales

jueves, 25 de julio de 2013

Fundación de Caracas

A 446 AÑOS DE SU FUNDACIÓN
Los caraqueños celebrarán hoy jueves los 446 años de la fundación de la capital de Venezuela con un gran concierto de salsa en la Plaza Bolívar, a las 5:00pm., donde actuarán los cantantes Luis Enrique, Porfi Baloa, Jonathan Moly y Ariana Dao, "la voz diamante de la salsa". Quienes quieran participar del baile deberán acudir a la Plaza Caracas, también en el municipio Libertador.

Para el viernes 26 de julio, se dará inicio a la 4ta Feria del Libro de Caracas, en la Plaza de Los Museos y Parque Los Caobos, entre las 10:00 de la mañana y las 8:00 de la noche.

A las 5:00 de la tarde la Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas rendirá homenaje al maestro Billo Frómeta, uno de los compositores que más le escribió canciones a la capital venezolana. La cita es en el Teatro Municipal, con la participación especial del cantante Memo Morales, quien durante 12 años cantó con la orquesta Billo's Caracas Boys, dirigida por Frómeta.

A esa misma hora se presentará la obra de teatro Cuentos de la independencia, una producción de la Asociación Civil Eccos, en el Teatro Principal.

El día sábado 27 de julio, los cantantes Reina Lucero, Scarlet Linares, Luis Silva, José Gregorio Oquendo, Fernando Pineda, Armando Martínez, Cristóbal Jiménez, Jorge Guerrero y Santiago Rojas realizarán un concierto denominado "Amanecer llanero", que comenzará a las 5:00 de la tarde en la Plaza Bolívar de Caracas.

FUNDACIÓN DE CARACAS
El nombre de Caracas se debe a las voces de los primeros indígenas que poblaron los Valles de los Toromaymas, es decir la etnia Caracas, que tenían su morada en el macizo montañoso que se erguía entre el mar y los llanos centrales, refiere el cronista Juan Montenegro en su libro Crónicas de Santiago de León.

El capitán Diego de Losada, fundador de la ciudad, la llamó Santiago de León de Caracas, el 25 de julio de 1567. Por su mentalidad conquistadora que se encontraba con la lejana España y las creencias sociales de entonces, Losada le impone el nombre que antecede al de nuestros aborígenes, es decir, Santiago de León. Santiago por el apóstol tradicional de la reconquista española y León por el nombre del gobernador de la provincia.

La única referencia para asociar esa mentalidad con la realidad descubierta, era el autóctono termino “Caraca”, voz que no tenía un significado preciso pero que servía para identificar la planta de largas hojas llamada también Pira.

En 1578, el gobernador filipense de la provincia, Don Juan de Pimentel, revela los secretos del vocablo cuando aún estaban frescas las lingüísticas aborígenes.
“Llámese esta provincia, generalmente, entre españoles, Caracas, porque los primeros cristianos que a ella vinieron, con los primeros indios que hablaron, fue una nación que llamaban Caracas, que está en la costa del mar”.

En tiempos prehispánicos ya coexistían en los Valles de la ciudad etnias de los Toromaymas, Arvacos, Teques, Guaiqueríes, Meregotos, Mariches, Taramas, Guarenas, Chagaragotos, Esmeregotos y Baquiracotos y Caracas.

CARACAS EN CRECIMIENTO
Primer mapa de Caracas
La ciudad se estableció desde un improvisado campamento militar, en lo que es hoy la esquina de Santa Capilla. En el año 1573 se establece la primera parroquia llamada Santiago de León, y que desde 1637, se llamó Catedral cuando llega el primer obispo a la ciudad.

Ese mismo año, Caracas se convierte en capital de la provincia de Venezuela. “Esto fue muy importante porque se asientan en la ciudad las autoridades” y la iglesia parroquial se convierte ya en catedral.

“En el transcurso del siglo XVII, Caracas deja de ser una ciudad precaria, porque la economía cacaotera le da un sostén de prosperidad y con ello se van los miedos a piratas y corsarios que acechaban”. Al llegar el siglo XVIII, Caracas se convierte en una ciudad transformada y se conforman las primeras cuatro parroquias: Catedral, Altagracia, La Candelaria y San Pablo (ahora Santa Teresa) y pasa de tener 20 mil habitantes a 40 mil.

LLEGA LA MODERNIDAD EN EL SIGLO XVIII
La ciudad se incorpora a la modernidad a través de las trasformaciones materiales, porque con la presencia de Antonio Guzmán Blanco entre 1870 al 78, nace la “Caracas de un solo piso”.

Antiguo Panteón Nacional
El plan busca modernizar los espacios y se construye el parque El Calvario y el Panteón Nacional, cambiando la fisionomía de la ciudad, pero también convierte a las casas coloniales y de valor patrimonial en almacenes.

De esta acción depredadora no se salvó la casa natal del Libertador que llegó a ser una joyería. Tampoco un almacén y la Casa del Vínculo, también de Bolívar, que en 1858 es convertida en ocho locales comerciales.

Urb. El Silencio y Centro Simón Bolívar
vistos desde el Parque El Calvario.
La ciudad de Caracas comienza a transformarse en 1938 bajo la perspectiva del Plan Rotival. El proyecto que divide a la ciudad en este y oeste, le da paso a la urbanización El Silencio, la avenida Bolívar y el Centro Simón Bolívar. “Eso acabó con la poca arquitectura colonial que quedaba”.

SIGLO XXI 
Con las políticas del Gobierno de turno para rescatar el espacio público, en Caracas se han recuperado 653 mil m2 de territorio para el disfrute expresado en plazas, parques, bulevares y caminerías.

Plaza Diego Ibarra remodelada
Entre ellos se encuentran el casco histórico de la ciudad con sus plazas Bolívar, Diego Ibarra, Alí Primera y los bulevares Panteón y Simón Bolívar, unido al de Sabana Grande. Con la construcción del bulevar César Rengifo, en la parroquia Santa Rosalía, Caracas gana 2.2 kilómetros lineales de esparcimiento.


Representación Teatral
sobre la vida de Simón Bolívar
(aquí con la Negra Matea)
“Caracas es una ciudad dichosa que aunque no nació en cuna de oro, ni creció en la opulencia, tiene la gloria de haberle dado al continente su mayor figura militar y valor cimero de sus letras: Simón Bolívar y Andrés Bello”.

Fuentes: AVN y Ciudad Caracas