Vistas a la página totales

viernes, 22 de noviembre de 2013

Día del Músico




Hoy, 22 de noviembre, es el Día Internacional del Músico, y por eso debemos reconocer y apreciar todo el bien que la música y los músicos le proporcionan a nuestro espíritu.

El origen de esta celebración es porque hoy también es el día de Santa Cecilia, quien es la patrona de los músicos. Algunas fuentes mencionan que se debe a pintores del siglo XV que Santa Cecilia sea vinculada con la música, ya que en sus cuadros las mostraban tocando el arpa, el órgano y otros instrumentos; este festejo se comenzó un 22 de noviembre con un evento realizado en Evreux, Normandía en el año de 1570 con un torneo de compositores de la época.

Posteriormente, desde 1695, en Edimburgo se comenzó a celebrar con cierta regularidad a la música; de esta manera le siguieron otros países como Francia, España, Alemania, entre otros que gustaron de tan entusiasta fiesta en honor de los músicos. Más tarde en Latinoamérica se siguió con la tradición de este día entre los años de 1919 y 1920 en Río de Janeiro, Brasil, hasta extenderse en resto de América.


Cabe resaltar que la celebración del Día Internacional del Músico está ligada, indirectamente al cristianismo, ya que en la actualidad se debe a los medios electrónicos por lo que ya casi nadie lo recuerda como el Día de Santa Cecilia, patrona de la música, sino como el día para los músicos; lo importante de esta conmemoración es que estas singulares personas sean homenajeadas por hacernos pasar bonitos y gratos momentos con sus melodías.

Dos glorias de la música cubana:
Polo Montañez y Compai Segundo
Ser músico es una mezcla de placer y responsabilidad. El placer va inmerso en el hecho de poder expresar diversidad de formas, texturas, colores y aromas con una gama interminable sonidos. La responsabilidad radica en el hecho concreto de ser un compromiso con el arte mismo, con la cultura, con las expresiones urbanas o autóctonas, según sea el caso, y, no por último menos importante, el compromiso consigo mismo, donde las ideas y el sentimiento van de la mano con las notas y silencios que emanan de un instrumento musical (voz incluida).

Por otro lado, ser músico es casi como una bendición divina, una forma de poder experimentar como el alma vuela cual gaviota y se expresa de manera clara, diáfana, sincera, trazando pinceladas en el agua y dibujando expresiones en el aire que transportan sonoridades.

Hoy, cuando celebramos el Día internacional del músico, nos unimos al júbilo de ellos que se encuentran en diversos lugares del planeta liberando los sonidos que hacen vibrar al mundo a través del universal lenguaje que representa la música, buscando siempre alegrar y llenar espacios con los maravillosos colores de las siete notas de la escala musical.


Vaya entonces a todos los músicos y cantantes, así como a todas las Cecilias y Cecilios mi felicitación en su día, ¡un gran abrazo para todos y sigan alegrando nuestras vidas! 


A continuación los dejo con en compañía de Andrea Bocelli y Marta Sánchez, quienes dedican su canto a la Música "Vivo por ella" 


Vivo por ella por que va dándome siempre la salida 
porque la música es así 
fiel y sincera de por vida 

Vivo por ella que me da noches de amor y libertad 
si hubiese otra vida, la vivo 
por ella también... ella se llama música...