Vistas a la página totales

jueves, 8 de agosto de 2013

Día del Orgasmo Femenino

¡A gemir mujeres! Hoy es el Día Internacional del Orgasmo Femenino



Esta celebración comenzó hace cinco años, cuando Arimatei Dantas, concejal del pueblo brasileño de Esperantina, tenía algunas deudas sexuales pendientes con su esposa, por lo que decidió compensarla creando el Día del Orgasmo Femenino, que se celebra cada 8 de agosto.


En casi todas las culturas el orgasmo ha sido un bien preciado y una meta anhelada como fuente de satisfacción erótica. Considerado como el clímax de la excitación sexual, fue, por ello mismo, promovido, perturbado o reprimido y censurado. El hecho básico relacionado con el orgasmo es el del placer; aunque querido(a) amigo(a) se preguntará si acaso no estaría más relacionado con el aspecto reproductivo.



Quizá en el caso del varón lo es sólo parcialmente, puesto que él tendrá incontables orgasmos, pero pocos de ellos destinados a generar hijos, y en las mujeres no es necesario para que se produzca el embarazo.





Una de las preguntas más corrientes es: ¿qué es el orgasmo? Según Masters y Johnson, es un breve episodio de liberación física del aumento previo de la tensión muscular, de la congestión sanguínea pélvica y de la sensación corporal de excitación, y la percepción subjetiva de este clímax.



Esta liberación energética se evidencia por descargas musculares rítmicas a nivel genital; aunque también comprometen el resto del cuerpo. Estas contracciones son sumamente placenteras para ambos sexos y producen una sensación de alivio y relajación. Después de ellas al hombre y a la mujer los invade una sensación de placidez, bienestar y afecto mutuo.




Entre otras definiciones, "el orgasmo" para la Real Academia de la Lengua es la culminación del placer sexual. Una definición quizás algo lacónica. 




A continuación transcribo distintas definiciones del orgasmo dadas por alumnos y alumnas de cursos de Sexología, todos profesionales en el área de la salud y la educación, ya que creo que son enriquecedoras:


·   El orgasmo es una vivencia intensamente placentera; un final en que la sensación es un estado de no conciencia.
·    Es una sensación de plenitud, de confundirse con el otro y transformarse en uno solo, y no querer que ese momento termine sino que continúe para poder seguir gozando esas sensaciones, tan placenteras.
·    Es una sensación de voluptuosidad, vivencia de felicidad máxima, de éxtasis.
·   La culminación necesaria de un estado de excitación gozosa, por la cual se accede a un estado momentáneo de trance, de comunicación o entrega total.
·   Es un momento esperado a veces con gran ansiedad. Un momento encontrado a veces con facilidad... y no logrado en algunas ocasiones.
·   Es la culminación del acto sexual y el momento de mayor sensación, con pérdida del dominio de sí mismo.
·     Se podría equiparar al estado de éxtasis... pero, ¡cómo definir el éxtasis!
·      Es una sensación que me permite sentirme bien después de una relación sexual, y que yo deseo tener ardientemente en el curso de ésta.
·     Describir el orgasmo es como pretender explicar la caída libre de un paracaidista, el vuelo de una gaviota o el mar. Tiene que ver con sentir, pero también con amar, confiar, entregarse, ver, tocar, escuchar y, al mismo tiempo, olvidarlo todo: es dejar de ser por un instante.
·    El orgasmo es como una sensación de plenitud, placer infinito, máxima excitación incontrolada y que despierta todas las fibras del cuerpo.
·  Es una sensación extremadamente placentera que marca la culminación de la respuesta sexual. El placer experimentado difícilmente pueda ser equiparado a otro obtenido en otras circunstancias. Podría decirse que es como un abandonar nuestro propio cuerpo y sentir que no existe tiempo ni espacio. Durante el orgasmo se siente que todo se pierde y todo se gana. Es como sentirse inmerso en un mundo nuevo e impensable.
·      Es la sensación de placer máximo, al punto tal que, si se prolonga, se convierte en inaguantable. Todo el ser, físico y mental, está comprometido. Es como si todo uno quedara detenido en ese momento. Todo nuestro ser corre a alcanzarlo y nos elevamos a la cumbre.
·   El orgasmo es una sensación sumamente placentera e implica la posibilidad de abandonarse a las sensaciones eróticas.
·   El orgasmo es algo esperado, una necesaria quietud y soledad en el momento culminante. Dan ganas de repetirlo y me satisface y doy satisfacción a mi pareja. Es un momento en el cual siento más al otro, pero a la vez más solo estoy.
·     El orgasmo es una sensación absolutamente subjetiva: es como sentir que toda la existencia se condensa en un instante, se expande y explota en un grito de plenitud y triunfo. Es como perderse en el infinito y salir de él, es ganar energía, fuerza, vitalidad; es como sumergirse en un oleaje profundo y rítmico.

Lo contrario al “Orgasmo” sería la Anorgasmía -incapacidad de llegar al orgasmo- también conocida peyorativamente como “frigidez” y puede deberse a factores biológicos como cambios endocrinos en el cuerpo; por ejemplo, el inicio de la menopausia. También infecciones vaginales o algunos medicamentos pueden afectar la respuesta sexual femenina.

Existen además factores psicológicos y sociales que podrían influir sobre la capacidad de las mujeres para alcanzar un orgasmo; la depresión, el estrés, la culpa o el pudor excesivo son algunos de ellos.


Para el monje polaco, Ksawery Knotz, del monasterio capuchino de Stalowa Wola, compara el momento supremo del acto sexual con el encuentro con Dios en el cielo.

"El amor de una pareja casada, expresado en el sexo, acerca el cuerpo humano al cielo. El éxtasis de una relación sexual puede compararse a la alegría de la vida eterna. Es por eso que este acto conyugal permite a los esposos empezar a entender la dulzura del encuentro con Dios", indicó el Padre Knotz.


El orgasmo tiene inclusive propiedades medicinales, veamos algunas de ellas:
1. Tener relaciones sexuales y llegar al orgasmo puede aliviar fuertes dolores de cabeza, descongestionar la nariz y ayuda a combatir algunas alergias. (Sudor de pecho que le llaman).
2.  Un estudio británico que contempla la relación entre orgasmos frecuentes (uno o dos por semana) y el índice de mortalidad en varones. En un seguimiento de diez años, el investigador encontró que los hombres que tenían orgasmos frecuentes corrían un riesgo de muerte 50% más bajo que los hombres que tenían orgasmos con una menor frecuencia (menos de uno al mes).
3.  Manifiestan que los orgasmos y los juegos sexuales en general pueden ser una estupenda forma de ejercicio. El sexo frecuente y los orgasmos pueden conllevar otros beneficios en el funcionamiento cardíaco  (La dieta de la lagartija o de la hormiga lo comprueban).
4.  Produce sedación y relajación  la oxitocina y otras endorfinas que se liberan durante el orgasmo. Éstas pueden explicar por qué algunas personas usan la masturbación intuitivamente para conciliar el sueño y por qué el sexo es una buena forma de liberar el estrés.
5.  Las hormonas liberadas durante la excitación y el orgasmo, especialmente la oxitocina y la DHEA (dihidroepiandrosterona), también pueden tener efectos protectores contra el cáncer y las enfermedades cardíacas  tanto en hombres como en mujeres, según varios estudios científicos.
6.    Estudios australianos donde se entrevistaron a dos mil hombres menores de 70 años se encontró una conexión entre los hombres que eyaculan con regularidad (cuatro o más veces por semana) y una reducida incidencia de cáncer de próstata.
7.   Al momento de llegar al orgasmo, el cerebro se relaja y algunas de sus regiones se "apagan" por lo que es fácil olvidar malos pensamientos y sensaciones de ansiedad.
8.   Un estudio realizado en la Universidad de Wilkes en Pennsylvania observó que las personas que llegan al orgasmo presentaban en un 30% un anticuerpo que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico.
9.   El tener orgasmos puede llegar a quemar hasta 127 calorías o 500 si es en la bañera o en alguna posición que requiera de fuerza.
10. El orgasmo estimula en las mujeres una hormona capaz de rejuvenecer su aspecto. De igual manera ayuda a nutrir la piel y oxigenar más el cuerpo.
11. Llegar al orgasmo en pareja provoca un estado de antidepresivo y reprime la sensación de soledad y abandono.
12. Incrementa los nexos de la pareja, la cual es la base de la familia.


Muy útil sería que esta disposición oficial se instaurará en nuestro país, donde muchas venezolanas nunca han sentido ese placer y aprovecho la mención para solicitar al ejecutivo que sancione una ley a las que fingen el orgasmo y que se instaure un día después (el viernes 9) el “Día de la eyaculación masculina”, Uhmmmmmm… ¡sería un FdS largo, interesante e intenso! Estoy seguro que nueve meses más tarde ha de incrementarse la tasa de natalidad nacional.




Hay para todos los gustos, y usted ¿cómo piensa usted celebrar este día? ¿Es de las que finge o se da por entero? 



Particularmente yo creo que deberían decretarlo oficialmente día feriado nacional, para festejarlo como se debe…