Vistas a la página totales

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Día Internacional de las Montañas



Tal día como hoy, cada 11 de diciembre, La Organización de las Naciones Unidas (ONU) celebra el Día Internacional de las Montañas. Las montañas se enfrentan a la degradación ambiental como la tala y la quema, las consecuencias del cambio climático, la explotación minera, los conflictos armados, la pobreza y la amenaza de la inseguridad del hambre.

La Organización para la Alimentación y la Agricultura de las Naciones Unidas (FA0) advirtió hoy de que 150 millones de personas que viven en zonas de montaña de países en desarrollo y con economías en transición sufre hambre crónica y otros 150 millones padecen inseguridad alimentaria.

Estos datos se extraen de la publicación ‘La agricultura de montaña es agricultura familiar’, presentada por la FAO con motivo de la celebración este día miércoles 11 de diciembre, del Día Internacional de las Montañas.



La ONU consideró en un comunicado que algunas de las claves para mejorar los medios de vida y seguridad alimentaria de este grupo de personas son garantizar la tenencia de la tierra y mejorar las infraestructuras básicas en regiones montañosas, entre otras medidas.

La inversión pública en educación, sanidad, transporte y educación son también considerados por la FAO como puntos fundamentales para conseguir mejorar las condiciones de la agricultura en las montañas.



“Elevar el perfil de los agricultores de montaña y apoyarles con un entorno normativo propicio beneficiará tanto a la población de montaña como a la que vive en las tierras bajas, que se benefician de sus productos y servicios”, dijo el subdirector general de Bosques de la FAO, Eduardo Rojas-Briales.


La FAO recordó que la agricultura familiar de montaña sostenible produce servicios que son “vitales” para las áreas bajas y por los que los agricultores deben ser compensados.

Estos servicios incluirían el manejo adecuado de cuencas para el suministro de agua dulce, la conservación de la biodiversidad y paisajes culturales atractivos para el turismo y el esparcimiento.
Mi primo Santos, cosechando
mandarinas en área montañosa
del Edo. Yaracuy, Venezuela


Por último, la FAO consideró que la elaboración, etiquetado y venta de productos de montaña de calidad, derivados de la producción orgánica, es otra manera de lograr que los agricultores mejoren sus medios de vida.

Un ejemplo de aplicación de estas actuaciones sería el Estado indio de Sikkim, en el Himalaya, donde el 64 por ciento de la población depende de la agricultura familiar. El Gobierno de esta región decidió adoptar una política de agricultura orgánica, con un sobreprecio para los productos ecológicos, lo que, según la FAO, hizo más rentable la actividad agrícola y creó puestos de trabajo.




Por ello, La Organización para la Alimentación y la Agricultura de las Naciones Unidas (FA0) quiere resaltar su importancia; son «la llave hacia la consecución del desarrollo sostenible de la sociedad»





Las montañas son beneficiosas para la vida en el planeta, veamos siete particularidades que quizá algunos desconozcan sobre ellas:

1.       Las montañas cubren alrededor del 27% de la superficie terrestre.
2.      720 millones de habitantes del planeta viven en áreas montañosas.
3.      Algunas de las mayores ciudades (Nueva York, Río de Janeiro, Nairobi, Tokio y Melbourne, por ejemplo) dependen del agua fresca que albergan las montañas.
4.      Las montañas suministran entre el 60-80% del agua fresca que se consume. Los granjeros y agricultores de los valles emplean este recurso para su ganado (como bebida y como alimento de los pastos que sus ejemplares rumian) y para regar sus cultivos, dando seguridad a la cadena alimentaria.
A partir de las montañas se puede producir energía renovable en abundancia. Aquellas montañas situadas en áreas con un clima seco o tropical son particularmente eficientes para el aprovechamiento de la energía solar.
5.      Una quinta parte de toda la electricidad producida en el mundo proviene de la fuerza hidráulica. Y algunos países se abastecen casi en exclusiva de la producción hidroeléctrica que se consigue en las montañas. El poder del viento y el gas almacenado en ellas también se puede emplear.
6.      De las 20 especies de plantas que suministran el 80% de los alimentos de los que se nutren los habitantes de la Tierra, seis de ellos se originan y se han diversificados en las montañas: papas, quinoa, tomates, manzanas, cebada y sorgo.
7.      Los cursos de agua donde se viven y crecen las poblaciones de peces de interior, así como los bosques que sirven para la explotación de productos no-madereros (frutos silvestres, miel, hongos) también se benefician de las montañas.