Vistas a la página totales

miércoles, 24 de abril de 2013

Contaminación atmosférica


 CONTENIDO

Introducción……………………………………………………………………..  
Atmósfera……………………………………………………………………….  
Contaminación…………………………………………………………………..  
Contaminación Atmosférica…………………………………………………….  
Agentes contaminantes de la atmósfera………………………………………...   
Fuentes de Contaminación del aire……………………………………………..   
Calentamiento global……………………………………………………………  
La capa de Ozono……………………………………………………………….  
Efectos de la contaminación atmosférica……………………………………….   
Regulaciones…………………………………………………………………….  
Recomendaciones……………………………………………………………….  
Conclusión………………………………………………………………………  
Bibliografía……………………………………………………………………...  

INTRODUCCIÓN                                                                       

En la actualidad, el desarrollo creciente de la tecnología ha originado diferentes formas de contaminación  atmosférica, por la aparición de sustancias extrañas o tóxicas suspendidas en él, como consecuencia de la actividad de los seres humanos.
             
Las fuentes de contaminación están constituidas por las fábricas, industrias,  incineradores domésticos y vehículos automotores, que producen gases tóxicos, sustancias y partículas sólidas que van directamente al ambiente, destruyendo la armonía natural de la atmósfera.

Entre las consecuencias más relevantes derivadas del desajuste en el equilibrio atmosférico se encuentra el calentamiento global por el efecto invernadero y la pérdida de la capa de ozono.

 ATMÓSFERA

Es la gran envoltura de gases que rodea la Tierra y que es retenida por la fuerza de gravedad, sin la atmósfera sería un planeta muerto, estéril, donde no podrían existir las plantas, los animales y por supuesto el hombre.

La atmósfera terrestre está constituida por nitrógeno (78%) y oxígeno (21%). El 1% restante lo forman el argón (0,9%), el dióxido de carbono (0,03%) y distintas proporciones de vapor de agua, trazas de hidrógeno, ozono, metano, monóxido de carbono, helio, neón, kriptón y xenón.
 Dicha atmósfera se divide en varias capas:

·         Tropósfera o Biósfera: Va de 0 a 12 Km. de altura.
·         Estratósfera: De 12 a 45 Km. de altura (aquí se encuentra la capa de ozono).
·         Mesósfera: De 45 a 85 Km. de altura.
·         Termósfera o Ionosfera: De 85 a 500 Km. de altura.
·         Exósfera: De 500 hasta los 9.600 Km.
Gracias a la atmósfera es posible la vida en la Tierra tal como la conocemos, porque nos protege del sol, los vientos y las lluvias y distribuye su acción.

La principal función de la atmósfera es evitar que se den grandes contrastes de temperatura sobre la superficie, como un calor abrasador en el día y un frío extremo en la noche. Esa nivelación se desarrolla en la biosfera, que es el área de la Tierra y la atmósfera donde se realiza y desarrolla la vida.

A partir de los 12 Km. de altitud, el aire se hace tan irrespirable que no sobreviven ni las bacterias, pero por debajo de este nivel el aire está lleno de vida… y también de contaminación.

CONTAMINACIÓN

            Se llama contaminación a la transmisión y difusión de humos o gases tóxicos a la atmósfera y el agua, como también a la presencia de polvos y gérmenes microbianos que provienen de los desechos de la actividad del ser humano.

Actualmente el resultado del desarrollo  y progreso tecnológico ha originado diversas formas de contaminación, las cuales alteran el equilibrio físico y mental del hombre. Por esto, la actual contaminación se transforma en un problema más crítico que en épocas pasadas.

En las grandes urbes, la contaminación del aire es consecuencia de los escapes de gases de motores de explosión, aparatos domésticos de calefacción, a las industrias que liberan gases en la atmósfera, vapores o partículas sólidas capaces de mantenerse en suspensión, con valores superiores a los normales, perjudicando la vida y la salud de todos los seres vivos.

La atmósfera absorbe la mayor cantidad de radiación solar y debido a esto se produce la filtración de los rayos UV. El aumento de anhídrido carbónico en el aire se debe a la combustión del carbón y del petróleo, lo que lleva a un recalentamiento del aire y de los mares, con lo cual se produce un desequilibrio químico en la biosfera, produciendo una alta cantidad de monóxido de carbono, sumamente tóxica para los habitantes de la Tierra.

CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA

            La contaminación atmosférica es la alteración de la composición de la atmósfera,  proviene fundamentalmente de la contaminación industrial por combustión y las principales causas son la generación de electricidad y el automóvil.

Se contamina la atmósfera por la acumulación de residuos o productos secundarios gaseosos, sólidos o líquidos que pueden poner en peligro el bienestar y equilibrio de la biodiversidad, atacar a distintos materiales, reducir la visibilidad o producir olores desagradables.

También hay otras sustancias tóxicas que contaminan la atmósfera como el plomo y el mercurio. Es importante que los habitantes de las grandes ciudades tomen conciencia de que al ambiente ecológico es una necesidad primaria. Se debe legislar sobre las sustancias que pueden ir al aire y los límites que no se deben sobrepasar.

Entre los contaminantes atmosféricos emitidos por fuentes naturales, solo el radón, un gas radiactivo, es considerado un riesgo importante para la salud. Subproducto de la desintegración radiactiva de minerales de uranio contenidos en ciertos tipos de roca, el radón se filtra en los sótanos de las casas construidas sobre ella.

Se da el caso, y según recientes estimaciones del gobierno de Estados Unidos, de que más de un 20% de los hogares del país contienen concentraciones de radón suficientemente elevadas como para representar un riesgo de cáncer de pulmón.

Cada año, los países industrializados generan miles de millones de toneladas de contaminantes. El nivel suele expresarse en términos de concentración atmosférica (microgramos de contaminantes por metro cúbico de aire) o, en el caso de los gases, en partes por millón, es decir, el número de moléculas de contaminantes por millón de moléculas de aire.

Muchos contaminantes procedes de fuentes fácilmente identificables: el dióxido de azufre, por ejemplo, procede de las centrales energéticas que queman carbón o petróleo. Otros se forman por la acción de la luz solar sobre materiales reactivos previamente emitidos a la atmósfera (Los llamados precursores).

Por ejemplo, el ozono, un peligroso contaminante que forma parte del smog, se produce por la interacción de hidrocarburos y óxidos de nitrógeno bajo la influencia de la luz solar. El ozono ha producido también graves daños en las cosechas.

Por otra parte, el descubrimiento en la década de 1980 de que algunos contaminantes atmosféricos, como los clorofluorocarbonos (CFC), están produciendo una disminución de la capa de ozono protectora del planeta ha conducido a una supresión paulatina de estos productos.

 AGENTES CONTAMINANTES DE LA ATMÓSFERA

Gases tóxicos

·        Monóxido de Carbono, producido por la combustión de la gasolina.
·         Sulfuros y óxido de nitrógeno, provenientes de la combustión del carbón, del petróleo y de otros combustibles.
·         Compuestos de plomo,  provenientes de la gasolina, del proceso de reciclaje del plomo y de su utilización en la fabricación de baterías y en la industria telefónica.
·         Humo, producido por la combustión incompleta de materiales de desechos, basura y del consumo de cigarrillos.
·         Vapores de mercurio, utilizado en la fabricación de lámparas fluorescentes, laboratorios odontológicos y fábricas de termómetros.
·         Cadmio, los gases del metal que provienen de su utilización en la fabricación de baterías, pinturas, cauchos y como aditivo para el tabaco.

Aerosoles
·        Clorofluorocarbonos, son productos químicos que se utilizan como propelentes en aerosoles y sistemas de refrigeración. Estas sustancias provocan disminución de la capa de ozono de la atmósfera, la cual filtra los rayos ultravioleta de la luz solar.

Partículas sólidas

·        Polvo orgánico proveniente de las industrias textileras.
·         Partículas de sílice provenientes de la pulverización de rocas y de las fábricas de cementos, ladrillos y vidrios.

 FUENTES DE CONTAMINACIÓN DEL AIRE

·         Vehículos automotores.
·         Fábricas e industrias, metalmecánica, textiles, laboratorios odontológicos, químicos, entre otros.
·         Incineradores domésticos (estufas y cocinas a gas).
·         Trituración de materiales en fábricas y canteras.
·         Uso de sustancias solventes y volátiles en las industrias, fábricas de muebles, pinturas, etc.
·         Hábitos tabáquicos (cigarrillo).
·         Terrorismo bacteriológico.

Investigaciones realizadas en por la Dirección de Medicina del Trabajo e Higiene Ocupacional del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) reportaron al ruido, los solventes y el polvo inorgánico como los tres elementos contaminantes del aire que más daños producen al trabajador venezolano.

La mayor contaminación del aire se observa en las zonas urbanas e industriales (ejemplo: Cota Mil). La acumulación de gases y vapores tóxicos en el aire provocan la formación de ácidos que caen con el agua de las lluvias y dañan los cultivos, erosionan los suelos, edificaciones y esculturas, afectan toda la población mundial.

El ruido o contaminación sónica es también característico de las zonas urbanas e industriales, donde existen múltiples fuentes que lo producen. Las fuentes productoras son las maquinarias y herramientas de percusión, artefactos domésticos y vehículos automotores.
El ruido es un sonido desagradable que actúa sobre el ser humano produciéndoles sensaciones molestas y daños a la salud mental y física del individuo. Produce daños tales como:

·        Sordera o pérdida de la capacidad auditiva.
·        Gastritis.
·        Alteraciones psíquicas, como cansancio, alteraciones del sueño y agresividad.
·        Trastornos funcionales, como fatiga o cansancio auditivo, alteración de la capacidad para distinguir los sonidos y trastornos del equilibrio (vértigo).
El calentamiento global es el aumento de la temperatura de la Tierra debido al uso de combustibles fósiles y a otros procesos industriales que llevan a una acumulación de gases invernadero en la atmósfera.
Las emisiones de dióxido de carbono, fluorocarbonos, hidrocarburos, óxido de nitrógeno y monóxido de carbono, contribuyen directa e indirectamente al calentamiento global y a la destrucción de la capa de ozono. El aumento de dióxido de carbono y otros gases en la atmósfera amenaza con intensificar el efecto natural de calentamiento.
El uso de combustibles fósiles representa la mayor fuente de emisión de gases de invernadero y es lo que más contribuye a la amenaza del cambio climático. Los vehículos de motor contaminan más el aire que cualquier otra actividad humana. Otras fuentes importantes de la contaminación del aire son las industrias y las plantas eléctricas.
Las consecuencias potenciales del calentamiento global son tan amenazadoras que requieren la adopción inmediata de medidas  en el ámbito internacional para combatir el problema.

LA CAPA DE OZONO

             Es la zona de la atmósfera que abarca entre lo 19 y 48 Km. por encima de la superficie de la Tierra. En ella se producen concentraciones de ozono de  hasta 10 partes por millón (ppm). El ozono se forma por acción de la luz solar sobre el oxígeno.

Esto lleva ocurriendo muchos millones de años, pero los compuestos naturales de nitrógeno presentes en la atmósfera parecen ser responsables de que la concentración de ozono haya permanecido a un nivel razonablemente estable.

A nivel del suelo, unas concentraciones tan elevadas son peligrosas para la salud, pero dado que la capa de ozono protege a la vida del planeta de la radiación ultravioleta cancerígena, su importancia es inestimable.

La capa de ozono es destruida al liberar constantemente ciertos gases conocidos como fluorocarbónicos o clorofluorocarbonos (CFC), estas sustancias se emplean industrialmente en la fabricación de aerosoles y solventes industriales, como componentes de espumas plásticas y para el aire acondicionado y la refrigeración y afectan a la capa de ozono cuando al llegar a la atmósfera, se rompen por medio de algunas reacciones químicas y producen monóxido de cloro (CIO), el cual reacciona con el ozono (O3) quitándole un átomo de oxígeno y convirtiéndolo en una molécula biatómica (O2), el cual no sirve para filtrar los rayos ultravioleta (UV) del Sol.

En los aerosoles, los CFC se utilizan como impulsores que arrojan al exterior los ingredientes activos. Una vez liberada, la sustancia impulsora comienza su lenta ascensión hacia las partes altas de la atmósfera. La luz ultravioleta de la estratosfera rompe las moléculas de CFC liberando átomos de cloro que tienen afinidad química con el ozono, provocando una reacción en cadena en la que un solo átomo de cloro puede destruir 100.000 moléculas de ozono.

Hay otros productos que liberan nitratos y también destruyen la capa de ozono. Los fertilizantes que contienen compuestos de nitrógeno, los gases liberados por los aviones supersónicos, las explosiones nucleares y la quema de gas, petróleo, carbón, leña y excremento animal, también producen compuestos de nitrógeno que en el largo plazo se dispersan en la atmósfera y destruyen la capa de ozono.

La destrucción de la capa de ozono provocará alteraciones irreversibles en la capacidad de la atmósfera para sustentar la vida, entre ellas:

·        La luz ultravioleta produce cáncer en la piel y posibles mutaciones.
·        Aumento en los casos de cataratas e inhibición del sistema inmunológico humano.
·         No podrán sobrevivir numerosos microorganismos marinos por la filtración de la luz ultravioleta que producirá alteración de ecosistemas acuáticos.
·         Influencia en las cosechas y cambios genéticos en plantas haciendo que su crecimiento sea menor.
·         Disminución de la capacidad de purificación del agua al destruir microorganismos.
·         Alteración del clima mundial debido a que los CFC atrapan el calor irradiado de la Tierra.

EFECTOS DE LA CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA

            Las poblaciones expuestas a la contaminación atmosférica durante períodos prolongados sufren alteraciones de su salud, tales como:

·         Aumento de la mortalidad y de las enfermedades respiratorias: bronquitis, asma, enfisema, cáncer del pulmón, etc.
·         Deterioro de la condición física y mental de las personas: las enfermedades respiratorias crónicas provocan disminución de la capacidad respiratoria y de la oxigenación de la sangre y los tejidos de las personas. Por el ser el cerebro un órgano muy sensible a la disminución de oxígeno (hipoxia), cuando esto sucede se produce un progresivo deterioro de la capacidad intelectual, que manifiesta por la disminución de la memoria y dificultad para coordinar y producir ideas. Se observa además, disminución del rendimiento físico.
·         Aumento de las enfermedades alérgicas.
·         Conjuntivitis, debido a la irritación de los ojos por partículas de humo y otras sustancias suspendidas en el aire.
·         Poca visibilidad en las arterias viales con la consecuente propensión a los accidentes.

El ruido afecta a todas las personas; no obstante, cada individuo reacciona de una manera particular ante él, según su edad, sexo, nivel social y educativo y de acuerdo con la intensidad, tipo y duración de ruido. El ruido produce:

·         Lesiones orgánicas: sordera o pérdida de la capacidad auditiva.
·         Alteraciones psíquicas: cansancio, alteraciones del sueño, agresividad.
·         Trastornos funcionales: fatiga o cansancio auditivo, alteración de la capacidad para distinguir los sonidos, trastornos del equilibrio (vértigo).

 REGULACIONES

Muchos países tienen normas sobre la calidad del aire con respecto a las sustancias peligrosas que pueda contener. Estas normativas marcan los niveles máximos de concentración que permiten garantizar la salud pública.

También se han establecido normas para limitar las emisiones contaminantes del aire que producen las diferentes fuentes de contaminación. Sin embargo, la naturaleza de este problema no podrá resolverse sin un acuerdo internacional.

En Marzo de 1985, en una convención auspiciada por las Naciones Unidas, 49 países acordaron proteger la capa de ozono. En el Protocolo de Montreal, renegociado en 1990, se solicitó la eliminación progresiva de ciertos clorocarbonos y fluorocarbonos y se ofreció ayuda a los países en vías de desarrollo para realizar dicha transición.
            
 RECOMENDACIONES

·         Higiene y limpieza de las viviendas para evitar acumulación de polvo.
·         Eliminación de la basura en rellenos sanitarios.
·         Evitar la incineración de basura y otros materiales de desecho en espacios abiertos.
·         Controlar el buen estado de los tubos de escape y sistemas de carburación de los vehículos automotores.
·         Uso de máscaras protectoras por el personal de industrias y fábricas de productos que contengan: polvo orgánico, sustancias volátiles, plomo, amianto, sílice, mercurio, etc.
·         Control de los sistemas de refrigeración, aires acondicionados y aerosoles que contengan clorofluorocarbonos.
·         Campañas que combatan el consumo de cigarrillos e informen a la colectividad sobre sus efectos nocivos para la salud.
·         Evitar la producción de ruidos molestos en nuestros hogares y vehículos (equipos de sonido, animales domésticos, bocinas, etc.).
·         Hacer cumplir las disposiciones de Tránsito y Ambiente para controlar los ruidos y emisiones de gases producidos por los vehículos automotores.
·         Vigilar que las industrias y comercios en general, cumplan con las normas establecidas, relativas al control de los ruidos molestos y su repercusión sobre la salud del trabajador y de la colectividad en general.
·         Denunciar ante las autoridades competentes y medios de comunicación social, las situaciones de ruido que afectan a la comunidad.

CONCLUSIÓN

         Debido a que el uso de combustibles fósiles representa la mayor fuente de emisión de gases de invernadero y de amenaza del cambio climático, cualquier estrategia mundial para manejar la contaminación del aire y estabilizar el clima tiene que incluir la reducción en el consumo de estos combustibles y el uso de otras fuentes de energía.

Las tácticas para disminuir la contaminación causada por los vehículos de motor, las industrias y las plantas eléctricas incluyen:

Reducir considerablemente el uso de combustibles fósiles, sustituyéndolos con otras fuentes de energía, desarrollando automóviles eficientes en energía (eléctricos, solares, hidrógeno, híbridos), disminución de el uso de transporte masivo, vehículos con otro tipo de combustible.
·         Cierre de industrias contaminadoras y cambio o desarrollo de tecnologías más eficientes y limpias, que minimicen el consumo de energía y de otros recursos naturales, y que no contaminen el aire, agua o suelo.
·         Uso de combustibles con bajos niveles de sulfuro o gas natural.
·         Uso de aparatos de control como los filtros.
·         Cambios en los procesos de fabricación para disminuir las emisiones de carbono para limitar el índice de incremento global de los gases de invernadero y, eventualmente, estabilizar las concentraciones atmosféricas de estos gases.
·         Descontinuar el uso de los clorofluorocarbonos (CFC) para prevenir la degradación de la capa de ozono protectora del planeta.

BIBLIOGRAFÍA

1.      BRAILOVSKY, Antonio. (1.992) Esta, nuestra única tierra (Introducción a la Ecología y Medio Ambiente. Ediciones Larousse.

2.      BRUBACKER, Sterling. (1973). Para vivir en la Tierra.  Editorial Pax- México.

3.      DA CRUZ, Humberto. (1.996) Conservación de la Naturaleza. Editorial Complutense.

4.      MYERS, N. (1992) El futuro de la Tierra. Celeste Ediciones. Madrid, España.

5.      Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables(1997). La Hoja Ambiental. No. 8. Gráficas Papiro, Venezuela.

6.      Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales(2001). La Hoja Ambiental.  No. 16. Gráficas Papiro, Venezuela.

7.      SARMIENTO, Guillermo. (1.980) Los Ecosistemas y la EcósferaEditorial Blume.

8.      World Resource Institute, Washington. Grupo de Estudios Ambientales A.C., México. Universidad de Guadalajara. (1994). Guía de Educación Ambiental sobre Desarrollo SustentableEdiciones Universidad de Guadalajara. México.


Trabajo realizado y expuesto por mi para la Cátedra Ciencias de la Tierra de U. E. P.  “José Tadeo Monagas “, 3° Y 4° Semestre de Ciencias, en Caracas, Mayo del 2003


© Hernán A. Núñez