Vistas a la página totales

jueves, 20 de junio de 2013

Día Mundial del Refugiado

"Hoy puedes ayudar a alguien... mañana puedes ser tu quien necesite la ayuda"




Tal día como hoy 20 de junio, cada año, se conmemora el Día Mundial del Refugiado. El objetivo de esta fecha instaurada por la Asamblea General de las Naciones Unidas es reflexionar sobre las causas y efectos del refugio e incitar a participar en la defensa de los derechos de los hombres, mujeres, niños y niñas, que se han visto obligados a huir de sus hogares por temor a su vida, por ver cercenada su seguridad o quebrantada su libertad.

Los refugiados son personas de toda índole, que abandonan sus tierras, por temor de perder sus vidas, por ejemplo en la frontera del Alto Apure, aquí en Venezuela, son muchas las historias de familias, que han dejado su país de origen, Colombia, por la violencia que ejercen los grupos irregulares a la población civil.

Ésta es la historia de la señora Leticia Rodríguez, quien pasó la frontera cuando en Arauca Colombia asesinaron a su esposo por ser policía, dijo "cuando mandaba en Colombia Pablo Escobar, se desató la guerra y mataban policías, en esa guerra cayó mi esposo, eso era prohibido, que la mujer de un policía saliera a la calle, que los hijos estudiaran en un colegio normal" por el temor de su seguridad y el de sus hijos e hijas, Leticia cruza la frontera hacia Venezuela el 31 de agosto de 1996.

Todo quedó en Colombia, su hogar, sus vecinos, su vida, nunca pensó que sería refugiada, pero hoy en día está feliz, tiene su hogar en Guasdualito, Venezuela y agradece a Dios y a todas las personas que le tendieron la mano cuando más lo necesitaba. Dijo "desde que cruce la frontera a Venezuela me recibieron con los brazos abiertos, la gente me colaboró con la comida que vendía, mucha gente me abrió las puertas de su casa para trabajar".

Así como esta historia, hay muchísimas más a lo largo de las fronteras de muchos naciones hermanas… de personas, incluso de niños y niñas que han sido forzados a separarse de sus padres, de ancianos, de familias completas, quienes tienen que emigrar de su terruño de origen, porque sus gobiernos no les brindan la seguridad que necesitan para vivir en paz en su propio país, lo cual es un derecho inalienable del hombre; naciones en donde se viven guerras intestinas, donde la violencia delincuencial está desbordada, donde no hay seguridad personal de sus pobladores  y el valor de la vida ya no cuenta.

Hoy, en el Día Mundial del Refugiado, reflexionemos al respecto, es un buen día para ponernos en sus zapatos y sentir lo que siente un refugiado. ¡Sigamos siendo solidarios!… Por los vientos que soplan, no sabemos si en el futuro lleguemos a estar en las mismas condiciones, sólo por pensar diferente del sistema de gobierno!


Para mayor información, accede a este enlace ↓