Vistas a la página totales

martes, 25 de junio de 2013

Flatulencias

Una ancianita va al médico:

-Doctor, tengo un pequeño problemita con los gases…, aunque realmente esto no me molesta mucho. Mis flatulencias nunca huelen y son siempre silenciosas. De hecho, fíjese que me he tirado como 20 peitos desde que estoy aquí en su consultorio y usted ni siquiera lo ha notado.-

El doctor dice: “Entiendo... Tome estas píldoras y regrese para verme la semana que viene”.




A la semana siguiente, la viejita regresa medio arrecha y le dice: -Doctor, no sé qué diablos me dio, pero ahora mis gasesitos, son unos rolos de PEOS, suenan como truenos en tempestad y huelen terriblemente. Me siento como que estoy podrida por dentro. ¡Apestan a animal muerto!-



”¡Qué bien!” Le dijo el galeno, “Ya que hemos curado la sinusitis que le tenía el olfato y el oído bloqueado, ahora sí, …vamos a trabajar con esos peos del CSM!