Vistas a la página totales

sábado, 22 de junio de 2013

Zoraya Sanz

¿Candelaria estás colando? "¿Y cómo lo sabes?" Por el aroma yo lo se...





Actriz de larga trayectoria, marginada en la televisión venezolana de mentalidad clasista por su descendencia afroamericana, cosa que nunca la ha amedrentado y siempre le ha metido el pecho a su trabajo escénico y pedagógico en la defensa de sus raíces y su cultura.



Venida desde muy joven de tierras, donde otrora eran asentamientos de quilombos y negros alzados en la época de la colonia de Venezuela, de quienes desciende directamente. Esta valiente mujer se vino a la ciudad aun siendo adolescente, persiguiendo su estrella, en busca de un sueño, aún cuando contravenía el status quo de la época.

Su ilusión de expresarse culturalmente mediante la actuación, ha sentado un precedente en la sociedad, siendo una joven sin recursos y con un gran deseo de decirle al mundo las cosas que otros no se atreven por compromiso con una sociedad decadente, y para que personas al igual que ella puedan tener un lugar protagónico dentro de la misma.




Conocida popularmente por la mayoría como “Candelaria” (debido un comercial que hiciera a una reconocida marca de café y que por cierto se ha mantenido vigente gracias a la imagen de esta mujer luchadora, ícono de la mujer negra venezolana) se desplaza por la calles, regalando sonrisas y saludando con mucho cariño y afecto a todo aquel que la requiere.


Con una amplia trayectoria radial, televisiva teatral y pedagógica ha mantenido siempre su frente en alto y nunca se ha doblegado ante los poderosos del espectáculo y sus lacayos, buitres, sindicaleros de oficio, bochornosos ejemplos de lo que no se debe hacer en el mundo actoral y de las artes en general.


Esta tesonera mujer, de gran corazón, humilde por naturaleza, es hoy día una heroína de la patria (papel que ha encarnado en reiteradas oportunidades, representando a sus congéneres de la colonia española). Calificada como Patrimonio Cultural del Distrito Capital de Venezuela, muy justamente por las autoridades del país, también alcanzó la distinción de Profesora Honoraria de La Universidad de las Artes (Uniarte).


Esta noble dama de las tablas es tan sencilla como el que más y generosa hasta más no decir. Zoraya retrata a la mujer jovial, dulce, presta a dar una mano a todo aquel que lo necesite y siempre en la búsqueda de mejoras reivindicativas del trabajador artístico, ha sido ejemplo de la madre venezolana, a quien también le ha tocado ejercer el rol de padre de sus hijos.



Zoraya Sanz, ha sido madre abnegada de cinco hijos, de aproximadamente 19 nietos, poco más de esa cantidad de bisnietos y los que vienen en camino, siempre tiene algo con que agradar a cualquiera de sus descendientes y hace hasta lo imposible por ayudar a cualquiera de ellos.



Vaya hasta esta gran dama del teatro nacional, ilustre hija de la patria, mi más humilde tributo y homenaje por ser representación iconográfica y cultural de Venezuela. Permita Dios que tus sueños se tornen realidad, Bendita seas, Zoraya Sanz!






© Hernán Antonio Núñez




Para ver la entrevista, haga click en el enlace de letras azules ↓