Vistas a la página totales

viernes, 31 de mayo de 2013

Dame un nuevo corazón, Señor!

Déjame sentir la honda paz presente en cada experiencia, en la armonía de vivir. Dame calma Señor, de manera que pueda entrar en la paz de tu bondad, dentro de mi corazón. Dame paz de manera que vea tu bendición y tu amor divino en todas las cosas.

Guárdame de las palabras ofensivas y fantasías inútiles; calma la carrera de mi mente para que mis pensamientos tengan la claridad y el movimiento fácil del aire fresco que respiro. Busco la serenidad de un lago tranquilo, la fuerza de un roble, el inmutable y sólido poder de las montañas.

Dame calma Señor, para que pueda admirar la belleza que has creado a mí alrededor. Necesito tiempo para pensar, tiempo para buscar soluciones a los problemas que se me puedan presentar; tiempo para bendecirte y agradecer tu infinita bondad.

Dame calma Señor, se mi guía, orienta mis pasos y pensamientos Padre Bueno. Esa mi oración en este día y mientras siento que me tranquiliza tu presencia, siento la suavidad de tu mano en la mía.

Bendice Padre amado a los hermanos que con su oración interceden ante ti para alivianar nuestra carga, bendice también a aquellos que se han olvidado de ti y han torcido su sendero para que regresen a la luz.

¡Gracias Padre mío, por escucharme!






Grupo Cantaré

Dame un nuevo corazón, Mi pensamiento eres tu Señor, Amigo fiel