Vistas a la página totales

sábado, 11 de mayo de 2013

El beso es una ventaja



Un gesto tan simple, pero seductor como un beso puede traer múltiples beneficios para tu salud. Si piensas que cuando besas, sólo trabaja tu boca, te equivocas totalmente: todo tu organismo entra en acción, igual que tus cinco sentidos.


Si normalmente el corazón  produce entre 60 a 80 latidos por minuto, a la hora del beso, se acelera a un ritmo alucinante: 150 latidos por minuto. Nada menos que 30 músculos faciales hacen horas extras por causa de un simple beso.


Un beso de aquellos, dignos de un telón de cine ejerce una presión de 12 kilos sobre los labios. Hasta un besito dado por un bebé puede ser pesado en gramos. Según los estudiosos, un beso apasionado, que dure 10 segundos, quema 12 calorías. 


Si estas cuentas son verdaderas, besar puede ser un ejercicio alucinante para quien desee mantenerse en línea. 


Veamos algunas comparaciones para tener una idea:

~ 11.5 besos equivale a quemar = 1 Latita de Coca-Cola.
~ 45 besos equivale a quemar = 1 barra de chocolate (100 g.)
~ 6 besos equivale a quemar = 1 bola de helado de fresas.
~ 10 besos equivale a quemar = 1 tacita de postre de vainilla.
~ 14 besos equivale a quemar = 1 latica de cerveza.

Por eso, aquí te mostramos una recopilación con todas esas propiedades positivas para el organismo que desencadenan los ósculos.


  1. Te mantienen joven.
Los estudios demuestran que usamos cerca de 30 músculos faciales para besar, por lo que tonificamos nuestra piel al mismo tiempo que mantenemos sano nuestro aspecto.


  1. Alivian las alergias.
La producción de histamina, que se estimula con los besos, puede aliviar o retrasar la aparición de síntomas como estornudos y secreción nasal.


  1. Mejoran la circulación de la sangre.
Los besos generan adrenalina, ayudan a bombear la sangre, además de disminuir la presión arterial y el colesterol.


  1. Ayudan a tu sistema inmune.
Los besos provocan la liberación de anticuerpos que combaten las bacterias que causan enfermedades.


  1. Te relajan.
Esa sensación de flotar en una nube después de besar estimula la producción de endorfinas y oxitocina, hormonas que te hacen sentir bien y tranquilo.


  1. Benefician a tus dientes.
El intercambio de saliva neutraliza los ácidos desagradables que causan las caries y también se intercambian sales minerales que fortalecen el esmalte.


  1. Te ayudan a vivir más tiempo.
Según estudios, las parejas que se besan por las mañanas viven 5 años más en promedio que aquellos que no lo hacen.


  1. Quemas calorías.
Puedes quemar muchas calorías por minuto durante un beso ardiente.