Vistas a la página totales

sábado, 11 de mayo de 2013

Frutas bailarinas


Así como el cambur ama a la zanahoria te amo yo vida mía,
así quisiera abrazarte hasta que nos sorprenda la luz del día,
como la sostiene con ternura al bailar quiero tenerte amada mía
que ya falta poco para reencontrarnos y amarnos con fantasía,
te voy a amar querida Leticia como nadie jamás lograrlo podría!

© Hernán Antonio Núñez