Vistas a la página totales

viernes, 17 de mayo de 2013

Día Mundial de la Hipertensión


Hoy 17 de Mayo, en toda la comunidad médica mundial, se celebra el Día Mundial de la Hipertensión Arterial. El objetivo de esta celebración es concienciar a la población en general sobre la importancia de prevenir episodios de presión arterial alta, que pueden derivar en complicaciones cardíacas, renales, vasculares, etc., que pueden poner en riesgo la vida misma.

La hipertensión arterial es considerada una patología silenciosa, por tal motivo y para conocer la importancia de prevenir un episodio de presión arterial alta, es que se ha establecido esta fecha, como el Día Mundial de la Hipertensión Arterial. En este día diferentes asociaciones mundiales de salud dan a conocer qué es la tensión arterial alta y cómo prevenirla.

La hipertensión arterial es una enfermedad considerada un “asesino silencioso”, que afecta alrededor del 25% de las personas adultas. Generalmente no presenta síntomas específicos que hagan suponer un episodio de hipertensión arterial. Es importante poner en práctica una serie de consejos o sugerencias para evitar su aparición.

Es necesario conocer cuáles son los valores de tensión arterial normal. Un persona es hipertensa cuando, luego de repetidos controles, presenta cifras mayores a 80/140 mmHg. En general las causas de la hipertensión arterial son desconocidas, pero existen factores de riesgo que pueden elevarla. Estos factores de riesgo son: obesidad, consumo excesivo de sal u alcohol, estrés, entre otras.

Si esta enfermedad no es controlada, se pueden producir complicaciones tales como accidentes cerebro vasculares, infarto de miocardio e insuficiencia renal. La hipertensión arterial puede controlarse a través de una dieta específica, ejercicio físico y la medicación prescripta por el médico.

La dieta para la hipertensión debe ser baja en sodio. Se deben incluir alimentos como vegetales, frutas, cereales integrales y legumbres. Se debe evitar el agregado de sal a las comidas. Es importante controlar los niveles de colesterol en sangre, ya que la hipertensión junto con la hipercolesterolemia potencian aún más la aparición de complicaciones cardiovasculares.

El cigarrillo y el excesivo consumo de alcohol deben ser eliminados, ya que aumentan aún más las probabilidades de sufrir un infarto de miocardio u otro tipo de complicaciones. Por último es importante respetar el tratamiento médico correspondiente, no se debe suspender, ni tampoco modificar. Y lo que no se debe hacer jamás es automedicarse.

Si bien la hipertensión arterial es una enfermedad que puede matar a muchas personas, es también una enfermedad tratable con la cual se puede convivir sin que afecte la calidad de vida. ¡Controlemos nuestra presión, la salud nos lo agradecerá!